Artículos

 

 

Cultura del cachete

A lo largo de la historia ha habido víctimas sobre las cuales era aceptable la violencia o cualquier tipo de humillación, para que los verdugos descargasen su frustración. Se pueden poner muchos ejemplos; la caza de brujas, en la edad Media; los esclavos, en la colonización y los judíos en la Alemania nazi. Éstos , durante un periodo de tiempo corto o largo, fueron considerados inferiores al resto de los humanos. Contra éstos la violencia no era una excepción,sino lo normal. Pues eran intrinsicamente malos y merecían ser castigados,incluso con métodos sádicos que a veces causaban la muerte. Por suerte algunas personas se revelaron y fueron conquistando los derechos humanos; de modo que hoy en día no se considera aceptable ningún tipo de violencia física o psíquica hacia ningún grupo social. Perdón, quería decir casi ninguno, todavía queda uno: los niños. La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que “Nadie deberá ser sometido a tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

Por desgracia, la realidad social es distintinta, la violencia contra los niños está plenamente arraigada y aceptada en buena parte de la sociedad. Quizás se utilicen otras formas de llamar la violencia cuando se ejerce contra niños : “cachete, bofetada, coscorrón” etc, se dan otros nombres porque la gente se siente incómoda llamando las cosas por su nombre.

 

¿Pero por qué se sigue pegando a los seres más indefensos de la especie? Más o menos se puede resumir en estos puntos.

 

-Está muy arraigada la creencia de que los niños nacen malos, y que de vez en cuando necesitan algún "toque".

-La mayoría de los humanos los recibimos de pequeños y lo interiorizamos como algo normal. No se nos dejó expresar nuestros verdaderos sentimientos de rabia, porque no se nos permitía rebelarnos contra nuestros padres.

-Al convertirse en padres muchos ponen en práctica los mismos métodos a los que uno se vio sometido.

 

Excusas que se utilizan para pegar:

 

-"A todos nos han dado un cachete y eso no nos ha creado ningún trauma".

- "Por no dar cachetes, ahora los niños salen como salen".

 

Es decir, a los niños se les considera seres intrinsecamente malos, por eso contra ellos la violencia es algo justificable. Según algunos se considera incluso necesaria.

Pero los niños no aprenden nada, y en cambio éstos alimentan  a corto plazo rabia e impotencia, y a largo plazo los niños que reciben cachetes tienen más probabilidades de desarrollar comportamientos violentos.

Algunos libros o series televisivas también dan testimonio de lo normalizado que está la violencia contra los niños.

 

EJEMPLO:

 

Un culeto independiente: La trama es que un niño travieso pierde su culo, porque éste está harto de recibir azotes. Entonces el niño aprende que debe portarse bien para que su madre no le pegue más y así el culo decide volver. (Para leer el cuento): http://centros6.pntic.mec.es/~eatcolme/webforesta/cuentos/culete.htm)

 

Este cuento es especialmente dañino porque el mensaje que se le transmite al niño, es que sus progenitores tienen derecho a pegarle ante un mal comportamiento. Además aparecen ilustraciones del niño siendo zarandeado.